Las ventajas de los niños que hablan dos idiomas

Existen varios estudios sobre el aprendizaje de un segundo idioma desde que somos bebés. El bilingüismo conlleva aspectos muy positivos en la inteligencia y más cuando lo aprendemos desde niños.

Cuando educamos a los niños en el bilingüismo, al principio, podrían tender a mezclar algunas palabras cuando son semejantes en los dos idiomas pero es totalmente normal. Esto pasa durante un periodo corto de tiempo hasta que los dos idiomas alcanzan un equilibrio y se asientan en el cerebro del niño.

Los niños bilingües tienen ventaja de pensamiento sobre niños monolingües, incrementando los factores positivos en múltiples aspectos de su vida.

Los expertos opinan que es muy aconsejable hablar a los niños ambos idiomas desde el principio ya que permite que el niño domine más adelante las dos lenguas. Defienden que los niños que conviven con ambos idiomas tienden a ser más creativos, desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas y les ayudará en el aprendizaje de otros idiomas en un futuro.

Es importante animar y motivar el aprendizaje de forma que no se sientan obligados. Nunca se debe forzar al niño para que no lo convierta en una obligación y por ello en algo negativo. Punto importante del que hablaremos más detenidamente en otro post. Lo importante, es que el niño lo escuche lo antes posible y se familiarice con él poco a poco.

Las ventajas de ser un niño bilingüe son: La capacidad de comunicación con personas de distintas nacionalidades, El acceso a otras culturas diferentes enriqueciendo así su educación, el conocimiento, el acceso a la diversidad de conocimiento global que favorece a su desarrollo intelectual, el conocimiento de otras culturas provocando que sea más abierto al mundo y a los demás y las oportunidades de trabajo. Las puertas del mercado de trabajo se abrirán ante ellos.

Cristobal Wisnes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *